RETENCIÓN Y FIDELIZACIÓN DE CLIENTES

Aunque estos términos puedan parecer sinonimos, no lo son:

– Una acción de retención, se realiza, cuando se trata de convencer a un cliente, que muestra su deseo de dejar de serlo, de que de a nuestra entidad una segunda oportuniudad.

– La fidelización trata de evitar que sea necesaria la retención, trabajando sobre el nivel de satisfacción del cliente y su vinculación a nuestra entidad, de modo, que de alguna forma se inmunice ante los ataques de la competencia o eventuales tensiones con nuestra propia entidad, siempre pueden producirse incluso en las compañías, más involucradas en evitarlas.

Nuestra compañía lleva años trabajando estos modelos, especialmente en el sector financiero y asegurador en el que incluso llegamos a ofrecer servicios de “Outsourcing completos” en materia de recuperación y proyectos avanzados de fidelización del cliente, tanto basados en el concepto de vinculación, como en el de satisfacción.