POSICIONAMIENTO COMPETITIVO
Y DE MARCA

 

Llamamos posicionamiento de marketing al lugar que una determinada marca ocupa en la mente de sus consumidores actuales y potenciales, en relación a sus posibles competidores o sustitutivos, en función de determinados atributos.

Así, el desafío de la alta dirección de las entidades es primero definir y después conseguir un posicionamiento de marca poderoso, creíble, sostenible y apropiado.

El concepto de posicionamiento, está inevitablemente unido al concepto de “atributos“. Entendemos por atributos, aquellos aspectos diferenciales que los consumidores perciben en los productos o servicios de una determinada marca, de forma que podrían valorar a diferentes competidores, en función de la mayor o menor presencia de dicho atributo en su oferta.

Desde un punto de vista técnico, el posicionamiento sólo puede definirse partiendo de una información directa del consumidor (normalmente encuestas) en las que les pide que valoren distintas marcas en función de los mencionados atributos (por ejemplo marcas bancarias percibidas en función del atributo de solvencia ).